lunes, 15 de febrero de 2021

Pobre-Tín, pobre-tón: la libertad de expresión y el insulto en la caricatura del Ecuador


Un caricaturista de Ecuador (Bonil se llama) hizo un comentario gráfico (caricatura) hace algunos años en el diario mas grande del país porque el asambleísta "Tín" Delgado (exfutbolista) no podía leer bien en público un discurso. Los grupos afro y el futbolista le pusieron denuncia por discriminación racial y tuvo que pedir disculpas.

El punto de Bonil no era tanto lo racial, sino el sueldo que se puede ganar como asambleísta, llegando al cargo sin preparación. Aun así a Bonil lo clavaron. Tenían a Rafael Correa de su lado, enemigo de Bonil.

Comunicacionalmente, el problema es el uso del juego de palabras "pobre-tín" y "pobre-tón"

Pobretón en el uso coloquial señala a alguien económicamente y socialmente decaído, algo que la comunidad afro ha sufrido históricamente. Se usa para decir pobre, pero de forma despectiva.

El chiste hecho y contado, fue gracioso para los que oyen la rima, fue agridulce para los que no gozan de un sueldo como el asambleísta y están quizás mejor preparados. Pero fue amargo para el señor Delgado. Muy amargo. Es conocida realidad que aun muchos ecuatorianos se refieren despectivamente a la gente afro, por su nivel económico, educativo y social. Una realidad que el gobierno de Rafael Correa ha querido maquillar, adecentar (esto le ganó puntos frente al electorado más popular y menos educado), pero de una manera que, a criterio de algunos, ha pisoteado lo que llaman la meritocracia. La cuestión es muy debatible, pues Delgado hizo méritos deportivos de talla mundial. ¿Pero estaría preparado para un puesto de asambleísta? Faltaría un análisis más exhaustivo de su curriculum para dar un veredicto mejor informado y sustentado.

Vale también destacar que el afiliar a figuras populares de la TV y el deporte en sus filas políticas ha sido una costumbre de política populista cada vez más utilizada desde que la democracia regresó al Ecuador, en 1978. Costumbre cada vez peor vista, que no desaprovechó el partido del expresidente Correa, Alianza País para lograr un puesto más en la asamblea.

jueves, 21 de enero de 2021

J.W. Goethe sobre la observación de la Naturaleza

Epirrhema



La observación naturalista fue uno de los campos de maestría de Johan Wolfgang von Goethe, reconocido literato alemán de talla universal. Muchas líneas poéticas y volúmenes impresos le dedicó a sus preguntas científicas (aquí un artículo externo). Uno de sus poemas más conocidos sobre el tema es este, Epirrhema. Aquí Goethe intenta dar consejos al investigador que se interese por la naturaleza, sus fenómenos y apariencias sobre cómo debe proceder.


Cuando observéis la Naturaleza, 

debéis siempre cuidar el detalle como el conjunto.

Nada está dentro, nada está afuera.

Pues lo que es dentro, así es afuera.

¡Así, entenderéis sin falta

el sagrado y evidente secreto!

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/**/*

¡Alegráos también de la sincera apariencia,

del juego serio!

Nada vivo está separado,

siempre existe una pluralidad. 

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

Müsset im Naturbetrachten

Immer eins wie alles achten:

Nichts ist drinnen, nichts ist draußen;

Denn was innen, das ist außen.

So ergreifet ohne Säumnis

Heilig öffentlich Geheimnis.

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

Freuet auch des wahren Scheins,

Euch des ernsten Spieles:

Kein Lebendiges ist ein Eins, 

Immer ists ein Vieles.


Johann Wolfgang von Goethe


Trad. Marcelo Favio 

sábado, 3 de octubre de 2020

"Amoral" y "arracional", sobre sus definiciones

agenda diccionario y avion de papel

Cuando buscamos dar forma a la realidad cotididana, como lo hacemos los diseñadores, a veces nos encontramos con vacíos e incongruencias de la realidad que se reflejan en vacíos e incongruencias en el lenguaje. 

Tal situación he encontrado en los términos moral/inmoral/amoral versus racional/irracional/arracional. Este último término no se usa, no existe en el vocabulario aceptado y recogido por el diccionario de la RAE (según me informan, está en estudio su incorporación). La diferencia entre lo moral, lo inmoral y lo amoral, debería también existir entre lo racional y lo irracional; y la verdad es que sí existe, pero todavía se usa poco la palabra "arracional".

Para los que se interesan: la diferencia entre in- y a- es que el primer prefijo denota una carencia activa, y el segundo una carencia pasiva. Inmoral sería algo que puede ser juzgado como tal, y amoral es algo, que aunque no se considera moral, no puede ser juzgado como inmoral. Por ejemplo el clima es amoral, los actos de los animales o de los niños pequeños son amorales.

En cuanto a racional e irracional, su diferencia con arracional todavía no está bien definida porque aun se ha usado muy poco y su definición no está recogida en ningún diccionario. 

Existe gente que ha escrito al respecto porque la palabra es cada vez más necesaria ya que denota aquello que el ser humano no puede juzgar como racional o irracional. Por ejemplo, para los teólogos o los agnósticos, la existencia humana podría estar dentro de lo arracional, porque el hecho que existamos no está dentro de lo que se pueda considerar como racional o irracional. Si desean pueden googlearlo. Aquí un artículo interesante.

martes, 28 de julio de 2020

El Parlamento, 45 Vidas para la Democracia (comic de Simon Schwartz)


Portada de la historieta comic Das Parlament de Simon Schwartz

Presentación del libro Das Parlament (2019) por Avant Verlag (original alemán, trad. M.Palacios)


En su nuevo libro "El Parlamento", Simon Schwarz, dibujante de historietas premiado, va tras la pista de las biografías de aquellos hombres y mujeres que como parlamentarios electos se sentaron en diversos parlamentos alemanes. De la mano de más de 40 biografías, a menudo llenas de sobresaltos, de hombres y mujeres de la política, desde el parlamento de la Paulskirche (Francfurt, 1848), hasta la reunificación alemana (1990), "El Parlamento" cuenta las grandes confrontaciones y luchas, que no solo decidieron la historia alemana, sino también tocaron destinos personales.
Entre ellos se encuentran el médico Rudolf Virchow, la luchadora por los derechos de la mujer, Clara Zetkin, el revolucionario Robert Blum, el pintor de postales Otto Ruehle, o Elisabeth Selbert, una de las "Madres de la Ley Fundamental Alemana".

"Casi nadie, aparte de Schwartz, podrían estar a la altura para retratar la vida de Parlamentarios alemanes en imágenes. "El Parlamento" es arte narrativo visual de alta calidad." - Frankfurter Algemeine Zeitung


Si te importa, puedes apoyar este blog en Patreon

jueves, 18 de junio de 2020

El tabaco como estilo de vida "chic", parte 1: Gauloises y Gitanes

Pablo Picasso, Jean-Paul Sartre, George Orwell, John Lennon, Slash, todos son famosos que son o fueron adeptos a estas marcas, cuyo atractivo "cool" fue tan fuerte que el gobierno francés consideró prohibirlas en 2016.


El tabaco empezó a popularizarse en el mundo después que los colonizadores europeos lo descubrieran en América de la mano de tribus indígenas del Caribe (Cuba). Se cree que su planta, el Nicotiana Tabacum es originaria del altiplano andino y llegó al Caribe unos 2000 o 3000 años antes de Cristo.

Sin embargo siglos pasaron hasta que el tabaco fuera el icono de estilo de vida individual, intelectual y hasta político que conocimos en el siglo XX, y que todavía perdura, aunque debilitado.

Su comercialización muchas veces fue un negocio exclusivo de los gobernantes (véase estancos) y de ciertas empresas semiestatales. También algunas familias hicieron su fortuna a partir del cultivo de tabaco en todo el mundo, en sus inicios todas de la mano del trabajo esclavo. Algo queda claro: el tabaco se asoció al poder y la riqueza y llegó a significar un importante ingreso para los estados donde se comercializaba o producía, en especial europeos, véase Inglaterra. 

Tanto fue así que se volvió un producto cuasi de lujo: hoy es uno de los productos más apetecidos fuera de la canasta básica. 


Siendo un producto no esencial siempre requirió publicidad.

¿Cómo se volvieron los cigarrillos tan "atractivos"?

Desde las marcas corporativas, sin embargo, a principios del siglo XX el mundo del tabaco se abrió las puertas a una sociedad que gustaba de nuevas ideas. 

En todo ese ajetreo de vida social de occidente, los cigarrillos Gauloises y Gitanes se volvieron un ícono de intelectualidad y chic. 

El auge de la publicidad y las estrategias de mercadeo como fuerza de comunicación durante la primera mitad del siglo XX y una coyuntura de la resistencia francesa a la invasión Nazi, hicieron del tabaco y la marca Gauloises especialmente (junto con su ícono de un casco de guerrero galo, o guerrera, ya que gauloises, es femenino), un signo nacionalista de la lucha y defensa de la libertad de la postguerra, dado que los soldados de la resistencia francesa los usaban corrientemente.
Su lema también es "Libertad siempre" (Liberté toujours). 

El soldado francés sería recordado por llevar siempre consigo la caja de Gauloises. 

Charles de Gaulle

Esto ganó tal difusión que la cultura popular posterior de todo occidente quedó totalmente salpicada por su presencia, aparentemente inocua, normal, pero a la vez, conscientemente (o semi-conscientemente) sexualizante y provocadora. Se veía en películas, se leía en novelas, poesía y cafés. 

Foto de Bette Davies
Bette Davies


Foto de Albert Camus, escritor
Albert Camus


Pablo Picasso, Jean-Paul Sartre, George Orwell, John Lennon, Slash, todos son famosos que son o fueron adeptos a estas marcas, cuyo atractivo "cool" fue tan fuerte que el gobierno francés consideró prohibirlas en 2016.

Bob Dylan


Gitanes también apelaba al sentimiento nacionalista: su color también era un azul, como el insigne color francés (el equipo francés de fútbol es apodado "les bleus"). 

Cajetilla de Gitanes

Se hizo costumbre de intelectuales de izquierda, actores y actrices, así como estrellas de todo tipo no dejarse fotografiar si no llevaban un cigarrillo en la mano.



James Dean, ícono juvenil de los 60s

Serge Gainsbourg, músico francés muy adepto al cigarrillo

¿Cómo es que se volvió algo tan normal, casi banal? 

Luego en la era post-guerra, Gauloises y sus consumidores asumieron un aire retro-chic, un sentimiento de nostalgia al intelectualismo libertario de la segunda guerra mundial, que sus consumidores preferían al mundo seco y bipolar de la postguerra.

Pero la situación estática de la guerra fría, hizo que la pose intelectual se olvidara, y poco a poco el cigarrillo se convirtió en una mera isla de escape para los workoholics de la postguerra que ya poco o nada sabían de su poder imagográfico del pasado. 

El cigarrillo fue decayendo y se volvió el placer culposo, hedonista y egoísta, similar al sexo adúltero, razón por la cual en escenas de películas se ve comúnmente a la pareja fumar un cigarrillo después del acto sexual.

Publicidad de Gauloises
Publicidad de Gauloises

En nuestro próximo post sobre este tema tocaremos a personalidades políticas como Winston Churchill y Fidel Castro que hicieron del tabaco (los habanos en estos casos) parte y marca de su estilo de vida y poder. (continuará)





Si te importa, puedes apoyar este blog en Patreon

domingo, 17 de mayo de 2020

La prensa y su objetividad

En una conversación en redes con mi buen amigo Nacho, llegué a algo que aclaró mi perspectiva de la comunicación mediática. La industria mediática, en especial la prensa, tiene intereses en varios campos y estos no son fáciles de desentrañar pues están escondidos en la consciencia de cada uno de sus actores, detrás de apariencias, marcas de periódicos, estrategias de marketing y de poder, etc. Así que para analizarlo de manera más clara traté de verlo desde un punto en el tiempo donde ser comunicador era mucho menos complejo y menos oscuro: la era medieval.

De forma simplista y con símiles medievales, "la prensa", o en conjunto los medios, son voceadores de la calle, y heraldos (también llamados pregoneros o mensajeros) de príncipes y reyes. Ellos traían un mensaje de algo o alguien. Igual como lo hacía Hermes en la mitología griega. 

Pero analicemos el compromiso de estos voceros y heraldos para ver a quienes de verdad podrían ser leales: 

El voceador, era un personaje que recorría las calles trayendo y llevando noticias de un pueblo a otro,  no era leal a nadie, por eso es el más pobre y desesperado por dinero de los dos tipos; en esto se compararía con un periódico amarillista o populista, una revista de vanidades o farándula, entre otros.

El heraldo en cambio era leal a un rey o un príncipe, sus comunicaciones tienen carácter oficial y hacia el público. Por eso hay que mirar bien su discurso. En esto otro tipo se puede comparar a canales de televisión públicos, periódicos o medios digitales que aceptan fuerte publicidad política, pero también de cualquier publicación de un gremio, corporación o profesión.

En la era actual estos dos tipos se hayan combinados en la prensa actual, y es por eso que es tan complicado de dilucidar para quién juega la prensa, y quién saca provecho. Juega para muchos lados: juega para el pueblo (como el vocero), y juega para el rey (o sea para el poder, sea económico, político u otro, aunque digan que no, y en esta "máscara" de esconder este papel hay mucho engaño hacia la opinión pública). Y no olvidemos que también tiene que jugar para sí mismo: las empresas mediáticas tienen sus propios intereses, muchas empresas privadas vinculadas, incluyendo bancos y otros. 

¿Genera esto un conflicto de intereses? Pues evidentemente. El problema de la ética profesional del, o de la que trabaja en la prensa es grande, y por eso es que hay que hacer siempre estos análisis desde otras perspectivas. Solo así podemos entender el papel que le toca a la prensa y cada uno de sus actores. También se puede así divisar mejor una línea entre lo ético y lo reprochable, que como ya vimos están muchas veces entremezclados. Juzga tú mism@.


Si te importa, puedes apoyar este blog en Patreon

sábado, 2 de mayo de 2020

Qué tan Lejos (2006) - Crítica a la película de Tania Hermida

La película se empeña en no mostrar una imagen de postal del Ecuador a propósito y así quitándole todo el gusto a una road movie, que con una trama que sí es interesante podría haber logrado más.

Fotograma de la película Qué tan Lejos

Qué tan Lejos es una película de la ecuatoriana Tania Hermida. Catalogada por la misma directora como una road movie, la película, más que eso, es un análisis seco y por momentos tosco a dos mujeres, dos personalidades totalmente distintas, de nacionalidades y contextos sociales distintos, que solo tienen en común el idioma (con algunas diferencias de dialecto), el hecho de ser mujeres y el encontrarse en el camino. El hecho de ser mujeres es lo que las ayuda a entablar una relación: Esperanza le da algunas lecciones de la vida a la inexperta Tristeza, y Tristeza le enseña a Esperanza a sorprenderse por cosas que no conocía.  El solitario Jesús en cambio encuentra dos amigas de paso y al final desaparece como el humo, pues ya su "misión" (llevar las cenizas de su abuela hasta Cuenca) cambió. ¿Qué fue de él? No lo sabemos, pero Tristeza y Esperanza completan simbólicamente su misión.
Las actuaciones funcionan y representan fielmente tres caracteres (o cuatro, con Juan Andrés, interpretado por  Fausto Miño, el cantautor) muy conocidos en sus respectivos países, sin embargo para el observador externo que solo conoce uno de esos países o ninguno de ellos son personajes ajenos y con poca gracia como para acercarse a ellos por curiosidad.
También es una visión desencantada (desabrida diríamos en Manabí) del Ecuador, y los problemas políticos ecuatorianos de la primera década del siglo XXI y finales del siglo XX. Las ideas socialistas de Hermida pintan el fondo de la película, el idealismo distorsionado de Tristeza, el patetismo heróico de Jesús, y el realismo confiado de Esperanza. 
Crítica a la dirección de fotografía: unos encuadres muy aburridos, que no pareciera que la película trata sobre personas vivas (parece naturaleza muerta), o siquiera sobre dos mujeres. Lejos de ofrecer unos planos más intimistas de los diálogos, trata todo con la misma distancia y sequedad que Tristeza trata a las personas y a la vida. Los colores y los encuadres de la fotografía no le hacen ningún favor al Ecuador.  Para mejorar los colores existen filtros de postproducción, pero parece que la película se empeña en no mostrar una imagen de postal del Ecuador a propósito y así quitándole todo el gusto a una road movie, que con una trama interesante podría haber logrado más: una chica ilusa que quiere "rescatar a su novio" y cruza medio Ecuador con una extranjera y un tipo raro, para así madurar en su vida. 
El Ecuador no es el Medio Oriente, pero en esta película se sienten algo parecido a paralelismos: Cuenca es Israel, Quito es Palestina, y entre ciudad y ciudad se ve el caos del país paralizado que valientemente cruzan los héroes. Cuestión de perspectiva, y tal vez de radicalismo.


Si te importa, puedes apoyar este blog en Patreon